Nuestro colegio, como una comunidad educativa en la que participamos los profesores, padres, alumnos y personal no docente, tiene como finalidad llevar a cabo una labor pedagógica orientada a la formación integral del alumno.

Se trabaja teniendo en cuenta los diferentes ritmos de aprendizaje del alumnado para favorecer la capacidad de aprender por sí mismos, promoviendo el trabajo en equipo.

Fomentamos especialmente una metodología centrada en la actividad y participación de los alumnos, que favorezca el pensamiento racional y crítico, el trabajo individual y cooperativo en el aula, así como las diferentes posibilidades de expresión. Asimismo, generamos la integración en todas las materias de referencias a la vida cotidiana y al entorno de ellos.

Aseguramos el trabajo en equipo del profesorado, con objeto de proporcionar un enfoque multidisciplinar del proceso educativo, garantizando la coordinación de todos los miembros del equipo docente que atiendan a cada alumno en su grupo.

Las tecnologías de la información y de la comunicación forman parte del uso habitual como instrumento facilitador para el desarrollo de los aprendizajes.

Fomentamos la realización, por parte del alumnado, de trabajos monográficos interdisciplinares, proyectos documentales integrados u otros de naturaleza similar que implican varias áreas didácticas.

Objetivos

Nuestro objetivo fundamental es conseguir formar ciudadanos libres, con sentido crítico y con compromiso de participación social. Nuestros alumnos deben alcanzar esa madurez en base al respeto, la tolerancia y la solidaridad a lo largo de la convivencia democrática en el colegio.

Fomentamos los valores educativos de igualdad, educación y responsabilidad en el contexto en el que nos encontramos, sirviéndonos del mismo para conseguir transferirlos a la vida diaria.

Concebimos a la educación como un aprendizaje permanente, que se desarrolla a lo largo de toda la vida, adecuada a la diversidad de aptitudes, intereses, expectativas y necesidades del alumno, así como a los cambios que experimenta la sociedad.

Los valores sociales de ayuda y solidaridad que transmitimos hacia los demás deben ser perfectamente compatibles con el esfuerzo personal y la motivación. Por todo esto, ponemos todos los medios y recursos humanos a disposición de este objetivo.

Junto con un lugar de auténtico aprendizaje, pretendemos que nuestro colegio sea un entorno en el que el respeto a todos los demás sea el principio que impregne todas las relaciones personales que tienen lugar entre alumnado, profesorado, familias, personal de administración y servicios. En el día a día debe palparse que los pequeños conflictos son una oportunidad para entrenarnos en su resolución de manera pacífica. Hoy más que nunca, es necesario enseñar a convivir.
Facilitamos y promovemos el estudio del segundo idioma, apoyándonos en una coordinación que permite la excelencia y el intercambio, con programas internacionales.
Hemos apostado por un Colegio TIC y ello supone la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el proceso educativo y en las relaciones entre la comunidad educativa y con el entorno. Para ello se hace precisa la actualización continuada del equipamiento tecnológico. Al mismo tiempo que apostamos por un Colegio TIC, apostamos por una biblioteca integradora. Una biblioteca con autonomía y vida propia, con un gran programa de actividades encaminado al fomento de la lectura. Una biblioteca que posibilite que en el desarrollo de todas las materias se pueda fomentar las competencias referidas a la lectura y expresión oral y escrita.